/  Meditación Mindfulness   /  Técnicas de meditación para dejar de luchar con tu mente y por qué es vital que dejes de vivir chapoteando.

Técnicas de meditación para dejar de luchar con tu mente y por qué es vital que dejes de vivir chapoteando.

Estás cansado de que tu cabeza no te deje tranquilo.

Que cuando tu dices “por aquí”, alguna emoción dice “por allá” .

O si no, algún pasajero gamberro de tu mente te suelta el jaque mate:

“¿Y si…?”.

técnicas de meditación

 

Y has escuchado que hay técnicas de meditación que te liberan de esa cárcel “¿Y si?”.

Qué castigo vivir con el “Y si” merodeando todo el rato.

Yo tuve que coger ese hábito, mirarlo a los ojos y poner orden ahí dentro.

Después, al terminar la carrera y ponerme a trabajar lo he visto a diario, y llevo 5 años ayudando a diario a las personas con esto.

Sé que has intentado muchas cosas para tener más “paz mental”.

  • Libros de autoayuda.
  • Tratar de pensar en positivo.
  • Bloquear los pensamientos negativos.
  • Echarte la bronca.
  • Pasar de los pensamientos.
  • Hacer caso a los pensamientos a ver si así se callan.
  • Quizá hasta reprogramación de pensamientos.
  • Alguna terapia.
  • Incluso técnicas de meditación. Pero qué va, tú no eres capaz de dejar la mente en blanco. ¡Ni meditando se van!

El gran problema de las técnicas de meditación para la paz interior.

El gran problema que viene a la hora de aprender a meditar con “técnicas de meditación para… x” es que ya implícitamente está basado en la suposición de que existe algo negativo con lo que uno está luchando y por eso quiero aprender a meditar para quitarme esto.

Por eso la gente busca:

  • “Técnicas de meditación para la ansiedad”,
  • “Técnicas de meditación para dejar de fumar”,
  • “Técnicas de meditación para el dolor”,
  • “Técnicas de meditación para dormir” (cuando no dormimos es porque estamos rumiando en el 80%)…

Buscamos ejercicios de meditación para huir, y esto va en contra de la propia base y comprensión de lo que es realmente la meditación, y por ello, a más te esfuerces en meditar para quitar el miedo o las ganas de fumar, más te frustras, porque la meditación es para dejar de luchar.

Las técnicas de meditación son diferentes estrategias que ayudan a entrenar tu mente a tener apertura y libertad. El bienestar viene de abrirse a la vida, no bloquear la experiencia y permitir que la experiencia transcurra sin detenerte en las cosas que no aportan nada.

De hecho se buscan “técnicas de meditación para controlar la mente” cuando te garantizo que en ese intento de control tienes todas las de perder. Aunque quizá la palabra no estuviera bien elegida y controlar sea un poco fuerte.

Controlan los dictadores, los padres autoritarios. Te sugiero que trabajes por adoptar en tu vida un rol de líder de los buenos, de los asertivos. De ser un padre centrado que no caiga en autoritarismo ni sea un padre pasivo.

¿Qué tal si en vez de buscar cómo controlar la mente nos educamos para gestionarnos como unos buenos líderes de nuestra mente, educar nuestras emociones y gestionar los pensamientos disfuncionales que nos tuercen la vida?

Lo vemos en las empresas, en la enseñanza y en la educación. La mejor manera de aprender y que haya paz es con una buena gestión y no con un control a la fuerza. Con tu mente ocurre lo mismo.

En este post vamos a hablar largo y tendido sobre esto y te daré herramientas y una visión muy diferente de lo que sueles leer por ahí.

Vamos Trinity.

Siéntate cómodo y vamos a sumergirnos en este paradójico mundo de nuestra mente y nuestras emociones.

técnica de meditación para controlar la mente

La felicidad es paradójica y huye de ti cuando luchas por ella.

Tal y como explica el gran Russ Harris en su libro “La trampa de la felicidad”, al final los intentos de solución suelen formar parte del problema, y la felicidad cada vez está más lejos, hasta que ya ni te planteas ser feliz, solo pides “estar tranquilo”, “encontrar paz ahí dentro”.

Y se que diga lo que diga, una parte de ti va a pensar que cualquier cosa que te proponga al respecto va a ser más de lo mismo, algo que tampoco funcionará, que la teoría ya te la sabes…

Estoy de acuerdo contigo.

La teoría ya te la sabes, y cualquier cosa que tomes desde el mismo planteamiento que has tomado hasta ahora, traerá los mismos resultados.

Si caes el agua y no sabes nadar, lo más probable es que empiecen a chapotear como un loco.

Y como ves que no te salvas, con más ímpetu chapoteas.

Y cuanto más chapoteas…

Más cansado.

Cuanto más te elevas para coger aire con cada chapoteo, más agua tragas.

Y más te agotas.

Hasta que te ahogas.

Obvio.

cómo meditar correctamente

 

¿Hay alguna alternativa posible si no sabes nadar?

Vamos a pensar.

Por favor, imagínate la situación. Vamos a pensar de forma creativa para valorar otras opciones, por locas que sean.

¿Qué puedo hacer si estoy en el agua y no se nadar?

¿Podría hacer el muerto y flotar en vez de chapotear?

Es una posibilidad ¿verdad?

Se que es difícil cuando uno está en pánico, pero podría intentarse, porque de hecho es una salida posible.

Además, visualiza cuando alguien está flotando.¿Qué pasa si flotando empiezas a mover las piernas hacia los lados como una rana?

Parece mentira, pero de repente te desplazas por el agua ¡NADAS!, aunque no sepas nadar. Y además sin agotarte y sin tragar agua.

De repente tus posibilidades de sobrevivir a la situación son mayores.

El agua no ahoga… El agua es agua.

Lo que hacemos en el agua es lo que nos lleva a ahogarnos o no, todo depende de cómo te relacionas con tu experiencia en ese momento.

Es lo mismo que en las arenas movedizas, o lo mismo que cuando alguien aprende a esquiar y has de respirar profundamente, inclinarte hacia delante y dejarte llevar… aunque tu mente te diga que te eches hacia detrás, que te protejas de la leche que te vas a meter como resbales cuesta abajo. Paradójicamente la leche te la mentes si te inclinas hacia atrás y clavas los esquís en la nieve.

Nos ahogamos si chapoteamos constantemente con la experiencia.

Y con frecuencia chapoteas.

  • Chapoteas cada vez que coges un libro de autoayuda a ver si se te van esos pensamientos y sensaciones que no quieres.
  • Cada vez que le das vueltas al tema a ver si se callan de una vez los pensamientos.
  • Cada vez que huyes y no quieres estar contigo para evitar pensar o sentir X cosa.
  • Cada vez que meditas para dejar la mente en blanco y que no te venga el tema otra vez.
  • Cuando no haces lo que de verdad quieres porque te da miedo, ansiedad, inseguridad, etc.
  • Cuando no eres honesto contigo mismo, no escuchas tus emociones y no puedes ver con claridad qué te está comunicando tu experiencia.
  • Cada vez que lees un blog de mindfulness para sentir calma y dejar bien lejos las sensaciones feas, ahí guardadas en el desván, haciendo que toquen la puerta cuando quieres dormir o desconectar, y entonces te asaltan.

Te planteo una vuelta de tuerca a este sistema: Cómo meditar correctamente para aprender a florar.

meditar en casa

¿Y si en vez de invertir tanto tiempo, esfuerzo, energía y dinero en que el agua desaparezca, pudieras aprender a flotar y relacionarte contigo mismo, tu mente y tu experiencia de una forma diferente, más sana, coherente, respetuosa y significativa? Te adelanto que hay técnicas de meditación y ejercicios muy específicos que te ayudarán con esto.

Te puedo ayudar con herramientas que te inducirán poco a poco a esa experiencia, que te ayudarán a hacer el muerto y a entender de una vez por todas cómo funcionan esos pensamientos rumiativos, la ansiedad que salta sin ton ni son y esos bloqueos de pensamientos y emociones que te limitan.

No quiero ser una herramientas más que poner en la lista de chapoteos.

No quiero estar en la lista de todas las cosas que has intentado para no pensar y no sentir y desde luego, las técnicas de meditación y el mindfulness no son huídas sino herramientas psicológicas para desarrollar los aspectos que más pueden ayudar:

  • Aceptación,
  • Enfoque al momento presente,
  • Desenganche con los pensamientos rumiativos,
  • etc.

Si no se usan los ejercicios de mindfulness y las técnicas de meditación teniendo en cuenta toda esta parte psicológica que tiene gran trasfondo, estarás perdiendo el tiempo y hundiéndote mas en tus chapoteos.

No uses la meditación para chapotear porque entonces no vas a encontrar más que agotamiento y frustración.

Sin embargo, las técnicas de meditación unidas a las herramientas psicológicas ayudan a reducir y terminar con problemas como el estrés, la ansiedad, las obsesiones, etc, justamente por el punto en el que ayudan a dejar de chapotear.

El punto en el que estiras los brazos y te abres a la vida.

Contacta contigo mismo, con el líder de esas emociones negativas y pensamientos rumiativos.

Quiero que te des cuenta de quién está ahí detrás manejando el cotarro, y que no necesitas que nada de eso se vaya para comenzar a vivir en mayúsculas. Que la transformación viene por otro camino.

Lo que resistes persiste. Lo que aceptas se transforma.

Poner en práctica esto es lo que más ha cambiado mi vida y lo que más a largo plazo ayuda a todas las personas a las que trato independientemente del problema que tengan.

  • Inseguridad,
  • Dudas,
  • Situaciones difíciles en las que tomar decisiones,
  • Problemas anímicos,
  • Depresión y bajones,
  • Ansiedad (la mayoría),
  • Estrés,
  • Miedos,
  • Obsesiones,
  • etc.

He hablado de los principales beneficios de estas prácticas en este post donde te cuento los beneficios más potentes basados en la experiencia de la clínica y el trabajo con personas.

El problema siempre son los chapoteos y aprender a meditar te ayuda a hacer el muerto.

No me creas, observa tu experiencia y déjala mostrarte la cruda verdad.

No me uses para chapotear por favor.

No vuelvas a leer este blog para que nada se quite. No te haces ningún favor. Además te dará una sensación de que esto ya te lo sabes y no te estarás haciendo ningún favor.

Tienes que llevarlo a la experiencia, y para eso a veces necesitamos ayuda. La mano y la experiencia de alguien que conozca ese camino y el funcionamiento paradójico de las emociones y los pensamientos.

No es cuestión de entenderlo, tienes que integrarlo en tu experiencia.

Y por eso he creado un programa que aúna los métodos más potentes de estas enseñanzas con mi práctica personal y mi experiencia en los 5 años de terapia desde el enfoque de Terapia de Aceptación y Compromiso y el mindfulness.

Técnicas de meditación anti-chapoteo para una vida plena.

Transformar los chapoteos en “momentos ajá”: momentos de claridad, comprensión y experiencia.

técnicas de meditación budista

Un camino personal hacia tu autoconocimiento para que nunca más vuelvas a ahogarte en la experiencia que tiene el potencial de mostrarte cosas muy importantes de tu situación y de ti mismo.

Es una combinación de las técnicas más punteras en estos temas:

  1. La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT), creada por Steven Hayes. Es la terapia más representante de la psicología más actual (Terapias de tercera generación).
  2. Las enseñanzas de Tara Brach sobre el poder transformador de la aceptación
  3. La Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness (MBCT). 
  4. Herramientas de los programas basados en mindfulness creados por John Kabat-Zinn (MBSR y MBCT).

Enfocado a la experiencia y a la profundización en enseñanzas que literalmente transforman vidas.

Combinaremos sesiones de formación y comprensión de las principales enseñanzas, con ejercicios experienciales para la práctica por semana y sesiones en directo conmigo de preguntas y respuestas y meditación.

El programa tiene el nombre de “Ajá moments” por el objetivo que se logra, dejar de chapotear y ver con claridad:

  • Qué está ocurriendo.
  • Qué opciones hay.
  • Cuál es la manera más sabia de relacionarme con esta experiencia.
  • Cómo puedo utilizar este momento tal y como es para hacer algo significativo a un medio-largo plazo.
  • Cómo puedo evitar generarme un sufrimiento innecesario e inútil.
  • Cómo puedo aceptar algo que no “puedo” aguantar.
  • Cómo romper la zona de confort.
  • Cómo aceptar sin resignarme.
  • Cómo tomar decisiones o aprender a escucharme cuando ni mi cabeza se pone de acuerdo con lo que dice.
  • Cómo vivir las situaciones difíciles de la forma más plena posible.
  • Cómo ser más flexible mentalmente. Eso tan guapo que dicen de “be water my friend”.

Pues en todo ese barullo de confusión en el que no podemos estar más que perdidos, porque nadie nos ha enseñado cómo funciona nuestra mente, vamos a ir transformando experiencias en “Ajá moments” con las enseñanzas y herramientas que nos han mostrado y demostrados los más “pro” en esto.

Una combinación de:

  1. La Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT)
  2. Técnicas de meditación y,
  3. Terapia Cognitiva Basada en Mindfulness (MBCT).

Además en este lanzamiento hay una sorpresa:

Algunos bonus extra que seguro te interesan, como un mini curso de regalo de mindfulness para fortalecer tu autoestima donde se trabajará sobre los puntos que se han visto en este post de mindfulness y autoestima. 

Wow Alba , quiero saber más sobre este curso

 

Cómo Steven Hayes superó sus crisis de pánico a través de entrenar la flexibilidad psicológica y la aceptación.

Steven Hayes ha sido una de las figuras más relevantes en la psicología. Lo que esta disciplina ha avanzado desde los 80 se debe en parte a un fuerte problema de pánico y ansiedad que él tuvo.

Aún siendo un reputado psicólogo y habiendo ido a terapia, nada parecía aplacar con los métodos tradicionales de terapia, sus crisis de pánico. Así que decidió emprender un viaje decidido a encontrar la raíz de esas crisis de ansiedad.

Entonces se fue a la India a explorar su mente y emprender un camino interno.

En contacto con las enseñanzas sobre la mente de la tradición budista y la meditación encontró algo que la psicología del momento no estaba considerando…

Empezó a trabajarse en ese nivel y al volver a Estados Unidos comenzó a estudiar con investigaciones el efecto del entrenamiento en flexibilidad psicológica, la defusión cognitiva (no engancharse con los pensamientos) y la aceptación.

Tras haber superado su problema de ansiedad y validar todos estos nuevos supuestos en psicología una y otra vez con investigación científica, formuló la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT) y fue la revolución de la psicología del momento. Más y más enfoques comenzaron a surgir y demostrarse yendo todos en la misma dirección: no se trata del agua, se trata del chapoteo, y en esto se basan todas las nuevas psicologías llamadas “Terapias de tercera generación”.

No son los pensamientos ni las emociones ni las situaciones el problema. El sufrimiento viene de la forma de relacionarte con ello.

Pero como esto es teoría y ya te lo sabes… te comparto este video suyo que a mí me encanta y te dejo el acceso a la información completa del curso si te decides a pasarlo a la experiencia.

Ver la información completa del curso de Mindfulness online.

 

Técnicas de meditación para principiantes

Ahora que sabes la importancia de cambiar de estrategia y de dejar de buscar una transformación desde la lucha, te comento que existen diferentes técnicas de meditación y ejercicios del enfoque ACT muy potentes para liberarte de la pesadilla de vivir bloqueado con emociones y pensamientos puñeteros que además tiran tu autoestima por los suelos.

He creado el curso de mindfulness online “Ajá moments” y también, como aperitivo, un regalo para ti donde puedes tener 3 ejercicios de mindfulness y ACT muy potentes para dejar de pensar en modo rumiación, y una invitación a un mini-curso de mindfulness por email.

Visita este enlace y puedes comenzar ya mismo, here and now.

Imagino que haya dudas o te haya suscitado algo esto que te he contado, así que coméntame cositas:

-¿Chapoteas con frecuencia?¿Sabrías decir cuál es la emoción o el tipo de pensamientos con los que más chapoteas?

¿Has tenido alguna vez la experiencia de hacer el muerto con los pensamientos y emociones perturbadoras? Si lo has probado en algún momento cuéntame tu experiencia.

-¿Has probado técnicas de meditación para trabajar la aceptación emocional y dejar de rumiar?

-¿En qué te gustaría que profundizara en el siguiente post?

Nos vemos en los comentarios.

Sigamos con esta conversación tan interesante.

 

 

 

¿Son valientes las hormigas cuando dan su vida para salvar a la reina?. Esa pregunta me trajo muchas reflexiones sobre la voluntad y el miedo. No puedes ser valiente si no has sentido miedo, no hay valentía tampoco si no hay elección en ese camino. La clave está en la libertad interna y es allí hacia donde siempre me he dirigido.

albavalleroz@gmail.com

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies