/  Mindful para el día a día   /  Cómo ser una buena madre con estos 2 ejercicios mindfulness

Cómo ser una buena madre con estos 2 ejercicios mindfulness

¿Cómo ser una buena madre?¿Puede el mindfulness ayudarme?

Mindfulness y maternidad se han hecho muy buenos amigos. Van juntos al parque.

Los niños no vienen con manual de instrucciones bajo el brazo y nos traen una buena cantidad de emociones encontradas y poco domadas. Por eso aprender mindfulness para gestionar tus emociones y ser la madre/padre que quieres ser, es tan importante.

Todas las mujeres se preguntas ¿cómo ser una buena madre? y la respuesta no es fácil, pero tampoco complicada. Al final de este artículo te doy mi gran respuesta a cómo ser una buena madre con todas las letras. Prometido. Ya verás que simple 😉 (como todo lo bueno en la vida).

¿cómo ser una buena madre y a la vez mujer plena? por fín un artículo que nos tiene en cuenta como mujeres y madres: #mindfulness para madres. #MindfulParenting en #themindrepublic Clic para tuitear

Los americanos, que están hasta arriba de estrés y llevan con la práctica de meditación mindfulness desde que John Kabat Zinn abrió la “Clínica de Reducción del Estrés” en el 79, han investigado cómo casar maternidad-niños-mindfulness para una correcta educación de los niños, una sana relación para los padres y sana relación tú-y-tu-maternidad, tú-y-tu-paternidad.

La maternidad que incluye los principios de Mindfulness se llama mindfulmotherhood, siendo Cassandra Vieten quien ha lanzado el programa más conocido para mujeres.

Por otro lado fue el mismo Kabat Zinn quien habló por primera vez de las habilidades y el poder de la atención plena aplicado al contexto familiar, a la educación y al cuidado de la familia.  Kabat-Zinn lo llamó Mindful parenting y su entrenamiento consiste en un programa de 8 semanas con sesiones semanales de entrenamiento en todas estas habilidades mindfulness.

meditación para madres

¿Cómo ser una buena madre y por qué necesito aprender mindfulness, mindful parenting, mindfulmotherhood o como **** lo quieran llamar?

La maternidad/paternidad temprana es un tramo de la vida donde experimentaremos infinitos cambios a todos los niveles. A ratos lo vivimos con ilusión, pero luego llega el cansancio, y luego el amor hacia la familia que se está creando, y luego estrés, y luego dudas…

  • Hay cambios laborales,
  • Cambios en las relaciones,
  • Cambios físicos,
  • Cambios en la relación de pareja…
  • ¡Cambios incluso en tu rol en la vida!

De repente tienes a tu cargo un ser, y tienes un nuevo rol que ocupa mucho tiempo.

Muchos padres se lanzan en busca de una escuela de padres donde poder aprender a gestionar esto, (o a terapia).

¿Hay alguna forma de tener las habilidades necesarias para disfrutar de esta nueva etapa y mantener lo importante de mi vida en equilibrio? Claro que sí, sigue leyendo 🙂

mindfulness para mujeres

¿Puede el mindfulness ayudarme a ser una buena madre y a la vez una mujer plena?

El Mindfulness para niños y la maternidad mindfulness (del inglés minful motherhood) son un conjunto de habilidades a desarrollar y a su vez una forma de vivir ese rol que has asumido con tu maternidad (paternidad también). Estas habilidades y enfoque traerá muchos beneficios a tí misma, a tu niño y a tu relación.

La maternidad mindfulness trabaja a un nivel muy profundo y transforma el modo de vivir lo que nuestra vida nos va poniendo por delante. ¿Cómo?

  • Siendo más capaces de abrirnos a la experiencia, de fluir.
  • Tomar perspectiva.
  • Aceptar los “tragos difíciles” inevitables en este proceso de cambios.
  • Observar lo que ocurre con comprensión y actitud de ayudar. 
  • Tomar decisiones coherentes con lo que es realmente importante para ti y no acabar como las mujeres de la imagen de arriba en el coche.
  • Tratarte bien. Todo este proceso tiene momentos difíciles y es importante que te respetes, honres y ayudes. Que te trates bien en todas las partes del proceso de adaptación y educación (que no termina).
Tratarnos bien. Mamis del mundo, tenemos que aprender a tratarnos bien y cuidarnos. El #mindfulness para madres (#mindfulMotherhood) te enseña cómo. #themindrepublic #mindfulparenting Clic para tuitear

¿Cómo ser una buena madre con los principios de la maternidad mindfulness?

Primero: Tú sabes qué tipo de madre quieres ser.

Seguramente si cierras los ojos e imaginas situaciones futuras, fantaseas con un tipo determinado de película, con tener cierto estilo de educación, comunicación, compartir X experiencias, ser cierto tipo de familia incluyendo a tu pareja (si la tienes).

Perfecto, esos son tus valores en tu maternidad.

cómo ser una buena madre con mindfulness

Por ejemplo:

Quiero ser una madre con autoridad. Entiéndeme, no Hitler, solo una madre que puede decirle a su hijo que no es el momento de ver Pocoyó, y no por eso se monte un pollo.

Esto para mí es muy importante porque esta autoridad permite fomentar una familia cercana en la que no se monten dramas con mi niño Eneko ni debates a gritos, ni mi marido ni yo nos enzarzemos en los humildes chantajes emocionales del peque.

Cuando imagino mi familia, me veo con mi cari y el pequeñín haciendo viajecitos, conociendo sitios, probando cosas nuevas y ayudando a Eneko a explorar la vida, a salir de la zona de confort y ser valiente. Veo mucho cariño, sonrisas, y un equipo de tres que se ama y cuida por encima de todo.

No quiero ser una de esas madres al borde de un ataque de nervios, que no para de gritar, que se deja a sí misma y a su pareja para el último minuto del día si sobra algo.

Quiero llegar a viejita y recordar que en la infancia de Eneko tuve paciencia y disfruté de los cambios que iba haciendo, que jugué con él, le leí cuentos, le aplaudía cuando daba lo mejor de él independientemente del resultado y le enseñaba a sentir su frustración cuando la vida no encajaba en sus expectativas, y a buscar un plan alternativo y así enseñarle a aprender.

Quiero recordar que he sido una mami que siempre cuidó de sí misma, que a pesar de no poder dedicar todo el tiempo de antes a lo que le gustaba tanto, mantuvo la esencia y respetó en cuanto pudo un tiempo de la semana para hacer lo que siempre disfrutó.

Quiero verme siempre como una madre que cuida a esa persona de la que se enamoró a tal punto de emprender un proyecto de familia, que hace cosas porque la sonrisa de su pareja se mantenga y siempre ese vínculo que nos une esté plagado de buenos momentos.

¿Cuáles son tus valores? Escríbelos.

técnicas de mindfulness para madres

Segundo: identifica pautas educativas y hábitos que cultiven lo que deseas.

¿Cuáles son las pautas educativas y los hábitos que habría que desarrollar para materializar esa visualización que hiciste antes?

¿Eso que da sentido a tu maternidad, eso que quieres ver de ti misma como madre y te haría estar feliz?

Siguiendo el ejemplo:

Aprender cómo funcionan las rabietas de Eneko

(leyendo un libro o blog de algún psicólogo infantil, observando cómo funciona mi hijo y viendo qué efecto han ido teniendo las diferentes reacciones que mi marido y yo hemos ido teniendo, para poder aprender de la experiencia y perfeccionar.)

Planear al menos una vez al trimestre alguna escapadita y hacer cosas diferentes.

Una salida a Córdoba en primavera, fin de semana por la sierra de Cazorla, un puente a ver la familia en Asturias, escapada a Madrid… y hacer cosas estimulantes para que Eneko explore sus habilidades, se exponga a situaciones diferentes fuera de su control, y mi marido y yo salgamos de la rutina: bajar el Sella en canoa, ir a un parque acuático, paseos por la naturaleza, probar comidas diferentes como tailandesa, vietnamita, africana, japonesa, mexicana…

Otro hábito: con cierta frecuencia, poner la mesa muy bonita en la terraza, velita y hacer una cena especial con una botellita del vino que le  gusta a mi cari.

Poner música de fondo y regalarnos ese momento especial a pesar de ser normal. Pero darle el toque especial.

Me encanta cocinar pero con Eneko no tengo tanto tiempo de disfrutar esos momentos de cocina especial que antes eran un hobby. Implementando ese hábito, además de cuidar mi relación y darme un momento de relax y placer con esa cena Gourmet, encuentro la excusa para cocinar y hacer algo de eso rico y diferente que me encanta.

Cuidar mi cuerpo y mi mente. 

Seguir cuidando mi mente y mi cuerpo, así que: no dejar de echarme cremas, darme mis masajitos en los pies (sí, soy de pies delicados), arreglar el pelo, hacer algo de actividad física y no esconderme en ropa enorme que no me guste. Cuidar mi femeneidad.

¿Para mi mente? of course mantener mi práctica de meditación siempre que pueda. Para ello, reservo parte de algunas mañanas o después de la siesta antes de comenzar la tarde. Además hago todo lo que puedo de práctica informal de mindfulness en el día a día, y eso es el gran cambio.

Un poco de mindfulness digital: Detectar los ladrones de tiempo o robavidas y tratar de reducirlos.

¿Qué es un robavidas Alba? eso que ocupa tu tiempo y no te aporta nada. Simplemente consume tu vida y agota tu energía.

Por ejemplo, algunos hábitos para mejorar en este punto es:

  1. Quitar la app de Facebook del móvil,
  2. Dejar de subir fotos todo el día o perder el tiempo en ver publicaciones de la gente que no me aportan nada.
  3. Limitar el uso de Instagram a un momentito al día.
  4. No atender temas de trabajo a partir de cierta hora para poder dedicar ese tiempo a mi familia.
  5. Irme a la cama dejando el tlf en el salón y
  6. Usar el despertador de toda la vida…

Es decir, un uso más consciente de mi tiempo, lo cual me permitirá dedicarme más a lo importante, quitarme ruido mental y reducir la sensación de no llegar. Este conjunto de herramientas se llama mindfulness digital.

¿Cuáles son los pequeños pasos que te orientarán hacia esos valores? ¡Escríbelos!

ejercicios mindfulparenting

Tal y como yo he hecho, toma cada valor del primer ejercicio e identifica una serie de hábitos y acciones que orienten tus pasos a la dirección que deseas tomar en esta nueva etapa de tu vida.

Los valores personales no son objetivos a conseguir, son rumbos permanentes, como lo son el Norte, Sur, Este u Oeste. Puede ser que para ti en tu vida, ir al Sur tenga significado. Nunca llegarás, pero sí llegarás a la ciudad que tienes al sur, y luego a la siguiente ciudad, etc.

El primer ejercicio nos da el horizonte al que enfocarnos.

En este segundo ejercicio tenemos que ver “en el gps” por dónde hay que pasar y cómo organizar el viaje. 

Así que por cada punto, piensa los pasos que deberías de dar, decisiones a tomar, cosas que aprender (siendo así, escribe cómo aprenderías eso).

Este punto se basa en ser muy práctico, operativo. Es paso previo a la acción.

Tranquila, no tienes que hacer todo lo que apuntes ahora de por vida. No hay látigos.

¿Por cuál empezar?

Observa los puntos del recorrido por los que tienes que pasar y la forma de llegar a ellos.

Ten en cuenta cómo te encuentras, tu situación actual en todos los sentidos y comprométete con alguno que se adapte bien (aunque cueste).

Empieza por ese y ve poco a poco hasta que se vaya integrando.

Después, puedes continuar.

Tienes un mapa al que volver una y otra vez para consultar cuál es la forma óptima de hacer TU viaje en tu maternidad y tu vida como mujer.

Este mapa va a ser el que te permita vivir plenamente, en coherencia.

De verdad, no lo olvides.

No dejes que los ritmos diarios te traten como una marioneta y cada día te pierdas más en un sinsentido de automatismos e incongruencias vitales hasta llegar a que tu hijo de marche de casa y tu mente solo diga:

¿Y ahora qué tengo en la vida?¿quién soy?

¡A las mamis! mirad qué ejercicios de #MindfulnessParaMadres se plantean aquí. Foco, claridad y compromiso con tus valores como #MujerYMami ¿Os animáis? #YoCojoElTimón #MamiFeliz #NoMasCrisis Clic para tuitear

tips para mindfulness y maternidad

#themindNote: En Tribu somos más fuertes.

Comparte tus retos con las otras mamis en los comentarios para poder ayudarnos todas y aprender de la experiencia de las otras mamis.

Además, cuando escribimos algo fortalecemos nuestro compromiso 😉

Así que:

-Ve a los comentarios.

Escribe las acciones específicas con las que te has comprometido en el segundo ejercicio y el valor al que está orientado en tu maternidad y vida (primer ejercicio).

Nos vemos en el siguiente post, que será una continuación de este. Como se que tras lo que hemos visto la reacción es “pero es que…” y ahí aparecen todos los obstáculos por los que aún no estamos haciendo lo que necesitamos hacer para vivir plenas y en coherencia.

En el siguiente artículo: ¿cómo manejar los obstáculos? y después de ese, veremos ejercicios prácticos de meditación mindfulness para el día a día de las mamis 😉

Esto es una conversación con vosotras.

Cualquier petición que tengáis sobre material, post, ejercicios en audio… Lo que sintáis que necesitéis, dejadlo en los comentarios y haremos todo lo posible para dároslo. 

Que tengáis un feliz día y no os olvidéis de lo que habéis visto de vuestros valores en estos ejercicios.

Consigue tu guía gratuita ahora

Por cierto, si todavía no os habéis descargado la guía gratuita de mindfulness para principiantes hazlo ahora y empezad hoy mismo a practicar. Descargar guía gratuita ahora

Comments: 4

  • reply

    Diana

    septiembre 14, 2018

    Lo que propones aquí es todo un nuevo curso de 8 semanas jajaja. No, en serio, esto empecé a hacerlo durante tus sesiones, después del cambio tan brusco y duro en mi vida me faltaba una visión de mi vida con mi hija que me inspirará a seguir o para poder enfocarme en él como tú dices y dejar de alimentar aquello tan feo que me
    pasó. Estoy en ese proceso, tengo las partes esenciales de esa visión y necesito un poco más de certezas en cuánto a mis valores que me den esa seguridad y ese empuje. Gracias Alba, voy a volver a lo que escribí hace un tiempo ya, para seguir cultivando mi jardín de un modo más consciente. 😉

    • reply
      septiembre 24, 2018

      Hola Diana, ¡y tanto que es un curso de 8 semanas! Qué bueno leer que hayas tomado la determinación de cuidar tu jardín conscientemente. Ya sabes Diana que incorporando el hábito del mindfulness en tu día a día obtendrás cada vez más claridad sobre tus valores y poco a poco todo irá a su punto de equilibrio otra vez.

      ¡A por ello Diana! 💪

  • reply

    Leticia Maria Torres Soler

    septiembre 21, 2018

    Es taaaaan importante esto para las madres….!!!creo que es lo más bonito y duro al mismo tiempo q he hecho nunca…
    Creo q la maternidad saca todas nuestras luces y nuestras sombras y nos podemos perder fácilmente en eso y no tomar decisiones acertadas basándonos en nuestros objetivos a largo plazo…un niño “nos saca de nuestras casillas” ,nunca mejor dicho, y el mindfullness nos ayuda a “estar en casa” y actuar y decidir siempre desde ahí…el curso me está resultando apasionante…creo firmemente q invertimos en salud física, mental y emocional🙌🏻🙌🏻🙌🏻

    • reply
      septiembre 24, 2018

      ¡Wow Leticia! Joer, qué bonito el comentario, muchas gracias. Me alegro de que el curso te esté sirviendo y desarrollándote a la vez para tener una maternidad más mindful. De hecho es que se dice que tener un hijo es una oportunidad de oro para desarrollarse muchísimo o para desquiciarse muchísimo. En realidad, es un momento único de nuestras vidas que tenemos que aprovechar para sacar la mejor versión de nosotros mismos.

      Espero haberte aportado Leticia, ¡un abrazo! 🙂

Post a Comment

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies